País de origen de CANNI productos es Taiwán (China). Todos los productos son notificados para vender en Europa y cumplen los estándares de calidad de la Unión Europea. Los productos CANNI no contienen diversas sustancias tóxicas, como los ftalatos y metales pesados.

Certificado de fabricación y notificación CPNP